Chamarras para moto

La tela con la que están fabricadas las chamarras para moto protege al cuerpo del clima y del roce contra el suelo si se presenta un accidente, por ello es de suma importancia tener en cuenta de usar chamarras específicas. Además de favorecerse, se ha perfeccionado tecnología para hacer que las chamarras sean más cómodas y se han diseñado distintos tipos que se adaptan a las necesidades y gustos de cada motociclista.  

¿Por qué llevar chamarras para moto?

Porque las estadísticas son altas al respecto: una chamarra para moto homologada protege del 92% de las heridas, en las que se incorporan las quemaduras, las fracturas de huesos o lesiones en el hombro o medulares. Inclusive portar una chaqueta normal puede ser de utilidad si se trata de una caída leve, puesto que puede llegar a ser práctica frente a un 69% de las heridas más habituales que pueden ocasionarse en un accidente de moto.

Debe ser de un elemento fluorescente o reflectante para que el motorista pueda ser visualizado de noche o en condiciones climatológicas adversas.

Optar por colores vivos que contrasten con la carretera.

En este porte, la seguridad primordial por encima de un buen diseño, por lo que debe ser ancha para ir cómodo y al mismo tiempo, apretada para sostener los protectores de impacto en su sitio.

Debe responder a los efectos para los que ha sido planetada.

Tiene que portarse por encima de la ropa normal. 

¿Cuáles son los tipos de chamarras para moto?

-Chaquetas de cuero para las motos custom, o chaqueta cruisier. Un clásico donde los haya imbatibles a nivel estético. De las más resistentes a la abrasión aunque poco prácticas en temperaturas extremas de mucho frío o poco calor.

-Chaquetas urbanas para scooters. Son de las que más se ven por ciudad, porque la mayor virtud de este tipo de chaquetas para la moto es que no parece que lo sean pues tienen un look deportivo ideal tanto encima de la moto como para pasear por un entorno urbano. Un 10 para los amates de las scooters y las grandes metrópolis.

-Chaquetas para viajes o chaquetas touring. Si sueles hacer escapadas de fin de semana encima de tu querida moto, la ambivalencia de este tipo de chaquetas te sentará de fábula. Impermeables, transpirables, con forros ajustables para cuando hace frío y con todas las protecciones que necesitas para hacer que tus viajes se conviertan en todo un éxito.

-De competición: enduro, sport y de aventura. Tienen más protecciones, mejor ventilación para posibilitar la transpiración al hacer ejercicio y son más ligeras para facilitar los movimientos. Especiales para la práctica off-road.

-Chamarras para moto de verano: máxima ventilación. Especiales para verano o climas en los que las altas temperaturas son lo habitual. Las chaquetas de moto de verano son muy ligeras y con una alto nivel de transpiración pero sin olvidar la protección y la resistencia a la abrasión (que por otra parte es muy reducida en comparación con la de los otros modelos).

-Chaquetas impermeables. Ocupan poco lugar y las podemos llevar siempre bajo el sillín de la moto por si llueve muchísimo. También hay pantalones impermeables y otros accesorios para ir en moto cuando llueve.

¿Cómo saber las tallas correctas en las chamarras para moto?

Para escoger la talla de la chaqueta de moto se debe de medir el contorno del pecho, la cintura y las caderas, y tener en cuenta la altura. Obviamente el tallaje para mujeres no es lo mismo que el de hombres, el de niños también es especial.

Se debe realizar la medición con el torso desnudo y sin estirar el metro. Si dudas entre dos se recomienda escoger la más grande.

Otro de los factores a tener muy en cuenta es el largo de las mangas porque de eso dependerá que las protecciones estén en el sitio correcto.

¿Cuáles son las mejores marcas de chaquetas para motos?

-Chaqueta Dainese D-Cyclone Gore-tex
-Chaqueta Modeka modelo Ventura
-Chaqueta Rukka modelo Realer Gore-tex
-Chaqueta de cordura Racing Boutique Poset Customizer
-Chaqueta Macna modelo Myth Night Eye
-Chaqueta IXS modelo Montgomery
-Chaqueta Alpinestar Managua Gore-tex

¿Cuáles son las diferencias de las chamarras de moto de verano y chamarras de moto de invierno?

Las chaquetas de moto de verano, confeccionadas en forma de malla, esto es, perforadas para que el aire entre a través del tejido y nos proporcione un mayor frescor sin renunciar a la protección. A diferencia de las chaquetas de moto de invierno, éstas suelen ser también algo más cortas y no están preparadas para ponerle capas adicionales.

Un buen ejemplo de chaqueta de moto de verano es AirWave: una chaqueta sencilla, reforzada en hombros y codos, con posibilidad de ponerle un protector de espalda e ideal para rodar en el calor.

¿Chamarras de moto para mujer?

Aunque es cierto que existe una mayor propuesta y demanda para las chamarras de hombres, las chaquetas de moto para mujer están concurrentes en cualquier tienda especializada en el mundo de los biker. Son prendas que postergan en la forma del pecho y en el entallado de la cintura. Los modelos principales de chaquetas de moto están adaptados tanto para hombre como para mujer.

¿Cuáles son los certificados de chamarras para motos?

La ropa de moto y otros equipos de protección requieren numerosas pruebas independientes para poder mostrar la Marca CE.

EN 13595-1 a EN 13595-4. Ropa de protección para motociclistas profesionales. Chaquetas, pantalones y trajes de una o dos piezas.

El estándar para la ropa de protección está dirigido a aquellas personas que pasan la mayor parte de su tiempo en la moto. Sin embargo, es una norma adecuada para cualquiera que desee la mejor protección posible. Además de pruebas de abrasión, también hay demandas estrictas para el ajuste y el diseño de prendas. Un aspecto importante es que el artículo permanecer en su posición según lo previsto – especialmente en una situación de accidente.

La norma se divide en dos niveles: Nivel 1 es ligeramente más básica, asegurando que la ropa proporcionan cierto grado de protección. Nivel 2, sin embargo, es más difícil y exige un mayor grado de protección proporcionado por la ropa.

Método de prueba: Para la aprobación, la ropa debe someterse a una serie de pruebas para medir su resistencia a la abrasión, resistencia y durabilidad a la tracción, y su resistencia a la penetración. El ensayo de abrasión consiste en presionar la ropa contra una lijadora de cinta abrasiva y medir el tiempo que toma hasta que falla el material. Una pieza normal de tela se romperá en menos de medio segundo. Para recibir la aprobación de conformidad con el Nivel 1, las zonas 1 y 2 (las partes más expuestas del cuerpo) deben sobrevivir durante cuatro segundos. Para recibir la aprobación de conformidad con el Nivel 2, las zonas 1 y 2 deben sobrevivir durante siete segundos. Esto equivale aproximadamente a la duración de una caída a una velocidad de unos 110 km / h.

La prueba de penetración mide la profundidad de penetración de la punta de un cuchillo en la ropa cuando se aplica una presión específica. Resistencia a la tracción y la durabilidad se miden estirando el material, las costuras y la cremallera hasta que estos fallan. La ropa debe ser capaz de resistir una presión específica antes de que esto suceda.